El fin del matrimonio infantil en Asia-Pacífico más lejos como consecuencia de los efectos de la pandemia

Información
Localidades de Galicia | 12 Agosto 2021 | Correo electrónico | Imprimir
social youtube xornalgalicia   feed-image

El impacto socioeconómico de la pandemia en la región de Asia-Pacífico ha sido devastador. En particular, la pérdida de los medios de vida ha llevado a los padres y cuidadores a emprender acciones desesperadas que tienen un impacto negativo en el bienestar de los niños y niñas vulnerables de Asia. La muerte de un padre, las crisis económicas, el cierre de las escuelas, el embarazo y las interrupciones de los programas y servicios aumentan el riesgo de que los niños y niñas sean casados para aliviar el estrés financiero de sus familias.

 

 

Antes de la pandemia, el sur de Asia tenía la tasa más alta de matrimonio infantil del mundo[1], y la India tenía el mayor número de esposas menores de edad: un tercio del total mundial. La pandemia de COVID-19 se ha convertido en nuevo obstáculo[2] más para poner fin al matrimonio infantil en 2030, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

En la región, 15 millones de niñas ya estaban fuera de la escuela antes de la pandemia. La interrupción de la educación ha incrementado la ya alta tasa de niñas y niños sin escolarizar, afectando a los resultados del aprendizaje y en el peor de los casos expulsando a los niños y niñas de la escuela de por vida, convirtiendo a las niñas en un grupo todavía más vulnerable. Para las niñas, el cierre de las escuelas es potencialmente perjudicial.

 

La prevención del matrimonio infantil y la mejora de las condiciones económicas y sociales hacen que las niñas sean menos vulnerables y esto requiere invertir en acciones centradas en la protección social y el alivio de la pobreza. World Vision aborda las causas fundamentales de la violencia contra los niños empoderándolos para que trabajen juntos para crear un entorno protector que les cuide y les apoye. Las habilidades para la vida y otros programas educativos (intervenciones para la promoción de la salud sexual y reproductiva) pueden actuar como una gran herramienta para prevenir la violencia y la explotación sexual. Para ello World Vision ha puesto en marcha, en diversas comunidades de la India, los Girl Power Groups para que sean las propias niñas y adolescentes las que puedan protegerse a sí mismas.


TAMBIÉN LE PUEDE INTERESARlineaazul 1600